domingo, 20 de enero de 2013

Fotografías del Alma


Desde niña me recuerdo atenta y despierta a lo que ocurría fuera y dentro de mí… Hacia fuera observaba y trataba de comprender…siempre buscando el por qué…Y hacia dentro con la luz de la conciencia encendida para ver lo que ocurría y así atesorando lo mejor, limpiar lo que hiciera falta y ordenar lo que entraba en confusión.


No perdí esta sana costumbre con los años, al contrario, tuve mucho trabajo siempre. Muchas veces gocé con las maravillas contempladas, otras sufrí ante las escena del mal que nos transmitían. Con el tiempo aprendí hacer alquimia interna como los antiguos. Sí, un día descubrí el laboratorio interior que siempre había estado allí y yo utilizaba inconscientemente, era parte de ese saber innato que uno traía. Pero ahora alguien me había enseñado que todo se podía transformar en “oro” si aplicábamos la suficiente voluntad, amor e inteligencia sobre el “plomo” de la experiencia vivida.
 
Como un alquimista del alma, quise guardar algunas de esas fotografías internas que son mis escritos, aquellas “pepitas de oro” extraídas en mi laboratorio personal, para compartir la riqueza conquistada, y transmitir algo de aquella luz rescatada… tras la purificación de los elementos. Y ahí están en un librito… momentos que quise rescatar del tiempo por su belleza, por su mensaje atemporal… El río de la vida seguirá corriendo y borrará muchos de ellos. Para mi memoria y quizás para alguien más…ahí quedan fotografiados con palabras, algunos de aquellos momentos extraordinarios vividos por mi alma y retenidos por la Luz de la conciencia.
 
Me gusta saber que cuando vuelva a mirarlas, podré recuperar aquellas “pepitas de oro” que el río de la vida dejó en mi alma en su fluir constante, aunque las arenas del tiempo las oculten de nuevo o las entierren en el fondo de mi mar interior.
 
 
 
16/11/2012-D.Villegas (Nefertum)
Fragmento de mi libro: LA ODISEA DEL ALMA
(Introducción)
Registro propiedad Intelectual