domingo, 3 de febrero de 2013

EL DESTINO ES EL VIAJE...




 El curso del Sol representa el destino humano de un dios, de un héroe que no vive sino en el alma del hombre” Jung

“El destino (La Fors, la Fuerza por excelencia). Es el poder que en conjunción con la Necesidad, ordena todas las cosas del Cielo y de la tierra según la Ley de Dios. Destino y Necesidad están vinculados, inseparablemente unidos” Corpus Hemeticum


El destino... es el viaje individual y colectivo...pues todo se dirige hacia alguna parte...como los ríos hacia el mar...Nosotros también somos atraídos hacia el "mar primordial" donde todo comenzó y donde todo se reunirá. Aunque también podríamos decir puesto que hay otros “puertos” más cercarnos, que marchamos hacia Itaca... o hacia el centro de la galaxia… Cualquiera de ellos nos habla de distintos niveles de conciencia.

Lo cierto es que todos tenemos nuestro destino, y no hay uno igual a otro (como nosotros mismos), pues cada cual ha sembrado causas distintas a lo largo del tiempo y recibirá cosechas diferentes en su momento oportuno.

En un momento dado como en lo antiguos mitos, se despierta la conciencia en el héroe y ésta le empuja a emprender un viaje, una aventura… que de algún modo tiene que ver con la conquista de sí mismo y la inmortalidad. Inevitablemente aparecerán obstáculos, enemigos, pruebas, ayudas mágicas y conquistas que superadas le otorgarán el tesoro merecido o un don. Su trabajo final será el regreso para compartir su transformación o conquistas interiores. Es el viaje del héroe solar que vemos reflejado en el zodíaco, es la lucha que todo ser humano vivirá en su interior en algún momento, cuando se determine a realizar “el viaje” de ampliar su conciencia, su Sol interior, abarcando con su Luz más y más del inconsciente personal y colectivo.  Primero tendrá que bajar al fondo de su alma como tantos héroes, e iluminar las sombras interiores, conociéndose en profundidad.  Llegar al centro de su Ser, como Teseo en el laberinto, o Ulises sometido a las pruebas de Neptuno en el mar, llegar a Itaca. De este modo recibirá su iniciación en los misterios de la Vida en su nivel. Ampliando su conciencia “volverá a nacer” ahora por sí mismo. Algunos llegan al final del viaje, al obtener la Iluminación. Éstos son los que superado el juicio de Osiris, como enseñaban en  Egipto, suben a la barca de millones de años de Ra, llegan al Amenti. Liberados de la rueda de las reencarnaciones, ya no necesitarán regresar a la Tierra. Más también existen seres especiales dice la tradición, que renuncian a esta suprema conquista, para seguir aquí de algún modo, trabajando por la liberación de la Humanidad.

Para el conjunto de la humanidad que va a otro ritmo… todo está aquí y sin embargo no lo vemos...Hasta que aparecen esos seres que lo captan y lo plasman...Los demás nos beneficiamos de ello pasado un tiempo...creando con esa visión ya asimilada…otra forma de vivir... Así vamos avanzando, gracias aquellos que van por delante, avizorando un futuro que será presente para todos...mañana


Cuando lleguemos al Centro descubriremos que todo estaba dentro y fuera de nosotros. Sólo necesitábamos despertar el Corazón-conciencia para verlo con los ojos del Alma. El viaje con todas sus peripecias es realmente nuestra iniciación en los misterios del “Mar” o del inconsciente colectivo.

Nosotros seguimos viaje…aún nos queda camino que recorrer…como decía Machado: “CAMINANTE NO HAY CAMINO SE HACE CAMINO AL ANDAR, AL ANDAR SE HACE CAMINO Y AL VOLVER LA VISTA ATRÁS, SE VE LA SENDA QUE NUNCA SE VOLVERÁ A PISAR. CAMINANTE NO HAY CAMINO SINO ESTELAS EN EL MAR…”

BUEN VIAJE PEREGRINO… ITACA TE AGUARDA…  Una voz quedamente nos recuerda: “Porque nos hemos soñado es que nos hemos encontrado”



D.Villegas-31/10/2011 (Nefertum)
fragmento de mi libro: VIAJE AL PAÍS DE LA MAGIA