domingo, 28 de febrero de 2016

Necesitamos Soluciones


Estamos buscando la solución de nuestros males donde no lo podemos encontrar. ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que el mal está en nosotros? Que ese trabajo sólo lo puede hacer cada uno, conociéndose, reconociendo sus carencias, sombras, miedos,  venciéndose, iluminando su interior, desarrollando lo que le falta, conquistándolo, poniendo lo mejor que tenemos al servicio del bien común.

Es increíble ver como pasa el tiempo y no somos capaces de hacerlo. Es demencial como el tiempo gira y gira, y nosotros repetimos una y otra vez los mismos errores, ¿tan ciegos estamos?

Ideologías o partidos políticos tenemos muchos ofreciendo soluciones y ninguno remedia nuestros males. ¿Por qué será? Pues señores porque no vamos a la raíz de los problemas, porque seguimos poniendo tiritas o nos negamos a llamar a nuestros males por su nombre. Porque es muy complicado.... sí, ahora es muy complejo, como nosotros. Tenemos que volver a ser más sencillos, más honestos, más limpios, más auténticos, más valientes, más voluntariosos, más inteligentes...tenemos que Ser más seres humanos.

De una vez por todas dejar las sombras atrás, rencores, miedos, bajas pasiones, pues sino lo hacemos nos devorarán. Y eso sólo lo pueden querer las fuerzas destructivas, no les sigamos el juego macabro. Nosotros somos Luz.

No se trata de mirar atrás y rememorar viejas heridas, ni de poner en lugar de lo que hay otra cosa peor, no se trata de echarle la culpa al otro, ni recurrir a la violencia que extiende el mal, no será solución nunca ninguna de estas acciones erróneas y generadoras de males mayores.

Hay que Renacer, y para ello como cualquier enfermo, debemos reconocer la enfermedad, las causas, y buscar soluciones, confiando en nuestro poder de regeneración, de sanación, además de realizar todo aquello que nos recomiendan los especialistas de la Salud integral, los médicos del alma y el cuerpo.

Aunque hoy estemos así por distintas causas y abandono, nuestra historia personal y colectiva está llena también de grandes logros y conquistas estupendas. Miremos hacia un futuro maravilloso en concordia, dispuestos hacerlo realidad entre todos para bien de la Humanidad. 

Hacia las cumbres juntos como hermanos. Hacia lo Bueno, lo Bello, lo Justo, lo Verdadero.




28/2/2016 - D.Villegas
fragmento LA ODISEA DEL ALMA