martes, 21 de diciembre de 2010

¿QUIÉNES SON LOS ÁNGELES? ¿A QUIÉNES SIRVEN?



"Según la tradición hebraica, adoptada por el cristianismo, el Universo es una Jerarquía que parte de un punto central muy elevado y pleno que es Dios y que, de manera circular y concéntrica, se extiende hasta el infinito por medio de Ángeles agrupados en nueve jerarquías. El coro de Ángeles, representado por una esfera ilimitada alrededor de un punto central, es una alegoría que evoca el orden de la Creación. La vibración del amor puro es el origen de la vida cuya resonancia es creada por el canto de los Ángeles.


Los Ángeles son seres de luz o de fuego que actúan en los diversos planos y que cosntituyen el Cuerpo místico de Dios, la Creación. Su irradiación es reducida con el fin de penetrar en la dimensión densa y material del Universo.


La palabra ángel viene del griego, aggelos, que significa "mensajero". En hebrero se les llama malakh´im, "mensajeros" o "enviados". La palabra malakh significa mensajero, y viene de la raíz melekh, que designa a la realeza. Son los Agentes divinos que sirven de intermediarios entre los mundos superior e inferior. Realizan las misiones que se les encomiendan .


Los Ángeles son normalmente invisibles y cuando se dejan ver, bajo la orden de su Maestro, tienen la apariencia de un humano, pero transfigurada por una luz sobrenatural; son los Ángeles de luz. Aparecen en sueños o por medio de visiones que han vivenciado numeros místicos de todas las religiones.


El Ángel es una substancia simple dotada de vida, de palabra y de inteligencia. Esta substancia es de fuego o de luz. Exaltar es su alimento, santificar su bebida, adorar su alegría. Los Cielos están repletos de ellos, hasta el punto de quebrarse por su peso porque "no existe ni un mínimo espacio que no sea ocupado por un Ángel arrodillado o prosternado" dice una frase atribuida al Profeta.


Como agentes de la voluntad divina, cumplen numerosas misiones. En relación con el Amor divino, son los Agentes de la Iluminación y de la Sabiduría, y desempeñan un rol protector e inspirador para el hombre que busca el Sendero espiritual. En relación con la Inteligencia divina, rigen el orden de toda la Creación, desde el átomo hasta la armonía de las esferas celestes.


Fragmentos de "El Retorno de los Ángeles"
Laura Winckler
Editrial N.A.

domingo, 19 de diciembre de 2010

EL UNIVERSO ES MENTAL


Cuántas veces había escuchado aquella frase, y había comprendido que todo había sido creado por la Mente Cósmica, que sigue sosteniendo y manteniendo su creación. Dentro de ella entre otros, estábamos nosotros los humanos…o los humanoides a veces…También nosotros “creábamos” con nuestra mente nuestro “mundo” y lo manteníamos, y destruíamos, una y otra vez. Hasta que algún día nuestra mente sea capaz de reflejar el mundo arquetípico que está más allá, aquel primero que nos sostiene más allá de las pesadillas en que nos debatimos, buscándonos, buscando la salida del laberinto, el hilo de Ariadna que nos libere de la prisión de sombras en que nos encontramos.

De tanto en tanto, aparecen entre nosotros seres que ven claro, aquellos que han “despertado”. Y aunque caminan entre nosotros, son contemporáneos, pero no son coetáneos, son como “de otro mundo”. Ciertamente, pertenecen a otra dimensión, y como Teseo o Perseo, como Quijotes sin más fortuna que su Valor, están decididos a vencer al monstruo que nos mantiene adormecidos, mientras va devorándonos por turno, uno tras otro, sin más…


Alguna vez incluso aparecen Grandes Maestros de Sabiduría, dispuestos a entregar su Vida entera, para hacernos reflexionar con su mensaje de AMOR y SABIDURÍA, traducido y expuesto con sencillas y claras palabras. Casi siempre son perseguidos, de un modo u otro, en muchos casos pierden violentamente la vida. Aquellos a quienes vienen a liberar son sus verdugos en la mayoría de las ocasiones.



Pero no estuvimos ni estaremos nunca solos. Había ángeles de todas clases, también los mal llamados “caídos”, los más generosos, aquellos que quedaron entre nosotros para enseñarnos a encontrar la salida, por puro Amor hasta al final. También existían los espíritus de la Naturaleza; Devas, hadas, gnomos, silfos, ninfas, ondinas, etc. Y tantos y tantos Grandes Señores de Luz que miran por el buen funcionamiento de Todo.



¿No podremos los seres humanos hacer buen uso de ese poder inmenso que existe en la Mente? ¿Lo seguiremos usando para destruirnos, para envilecernos, para degradarnos? ¿Seremos capaces de comprender, de una vez por todas, que ella crea la realidad que nos rodea? ¿Podremos usarla con voluntad, inteligencia y amor, para crear una Mundo más Bello, Bueno, verdadero y Justo? ¿Cuándo conseguiremos limpiarla suficientemente de miedos, complejos, traumas, pasiones torpes y estúpidas, de modo que pueda ver, amar y plasmar lo es que Bueno?



El conjunto de nuestras mentes son las creadoras de esta “realidad”, del mundo que nos asfixia, pesa y atormenta a muchos. Incluso la evasión de nuestra árida y enfermiza circunstancia, es manipulada por los “amos de la caverna”, con drogas, alcohol, corrupción de todo tipo, ellos no sólo hacen negocio con nuestra desesperación, sino que con ella nos enferman, debilitan y encadenan más como consecuencia.



¿Cuándo seremos capaces de liberarnos realmente, cuándo será el día de la salida a la “luz del Día”… Cuando será el tiempo en que podamos Ser y sentirnos verdaderamente Libres? De nosotros depende…de cada uno…del uso que hagamos de esos poderes latentes que existen en todos nosotros. Uno de los cuales no es la Mente; el Rey de los sentidos, que dirían en Oriente, la destructora de lo Real. Sino la Inteligencia, la capacidad de Discernir, de “ver”, distinguir y elegir entre lo real y lo ilusorio. Una vez despierto este poder, nadie podrá engañarnos. Ya que el primer autoengaño nace dentro, como resultado de nuestro temor, ignorancia y egoísmo.



Acostumbrémonos para ello, a pensar por nosotros, a reflexionar, a discernir, libres de prejuicios y pasiones que enceguecen. Paso a paso, salvando obstáculos buscando por Amor la Verdad, la Luz



Suéñate Grande, Suéñate Libre, No dejes de Soñarte Mejor...




D. Villegas-Madrid
19/12/2010

fragmento de LA ODISEA DEL ALMA

domingo, 5 de diciembre de 2010

PARTE DE LA VIDA...

¿Qué buscamos, qué queremos, qué hacemos? ...me pregunté ...y una voz serena respondió: Sentirnos parte de la Vida, sabernos Uno con Ella que se está dando constantemente en cada latido de corazón. Como lo hace la flor, el Sol, la luna y las estrellas. Como lo hace el rio, el aire, los animales y las piedras. Como lo hace el mar, el cielo y toda la tierra. Como lo hace Todo en este Gran concierto que es la existencia.

Nos iremos y todo se borrará como un dibujo en la arena. Y volveremos...y amaremos, soñaremos, lucharemos, cantaremos, lloraremos, reiremos, gozaremos y sufriremos. Construiremos, ganaremos, perderemos, aprenderemos..nos forjaremos un poco más...y luego todo quedará atrás... Y volveremos a comenzar en otra dimensión y en otro tiempo...

¿Qué quedará?...El perfume de lo eterno... la estela en el camino, la luz en los corazones, los amores eternos siempre vivos... que nos harán retornar con su recuerdo, buscando el reencuentro.

En la Naturaleza nada es más importante o menos importante. Cada cual ocupa su lugar y cumple su función...todos son necesarios para formar esa Unidad perfecta que es la Vida. Todos juntos conforman el bello espectáculo de la Naturaleza siempre renovándose.



Nosotros los seres humanos tenemos mucho que aprender de los otros reinos...Dándonos como ellos naturalmente, con Valor, sin complejos. Todos tenemos algo, todos podemos colaborar con nuestra aportación al Gran concierto. Aunque sólo seamos un pequeño gorrión...es tan necesario su canto...y así podemos ser quien somos cantando...



3/12/2010-Madrid- D. Villegas-Nefertum
fragmento de LA ODISEA DEL ALMA