lunes, 13 de junio de 2016

El cambio del mundo empieza en uno mismo



Cómo se puede cambiar el mundo para bien sino hay discernimiento y confundo lo bueno con lo mal y viceversa, sino tengo Valores éticos que conduzcan mi comportamiento para no hacer daño, cómo puedo cambiar el mundo a mejor sino me conozco y me domino, sino soy capaz de vencer mis monstruos internos como :  la ira, la violencia, el odio, el fanatismo, el egoísmo, la envidia, la mentira que me lleva al autoengaño, cómo puedo mejorar el mundo sino soy capaz de respeto, convivencia, unidad, humanidad, generosidad, sentido común, lógica, raciocinio...


Qué podrán hacer personas así ...qué obras dejarán a su paso, donde pueden llegar, qué podrán crear? Cómo se puede ser tan inmoral como para querer "contaminar" de la propia "enfermedad " ? 


Necesitamos Sanación, soluciones para aplicar, regeneracion, y eso sólo lo pueden aportar personas Sanas a todo nivel, con Valores. Que nos impulsen a mejorar como seres humanos. Que favorezcan o propicien la evolución colectiva. Por lo tanto, debería ser obligado, que aquellos que se postulan para gobernar, sean ejemplos de valores y sabiduría. 


El cambio del mundo empieza en uno mismo y es la tarea más importante para bien de todos.  Proceso que requiere para realizarse: Conciencia, Moral, perseverancia, paciencia, Amor por la Verdad, Inteligencia, Compasión...


Qué bueno recordar aquella enseñanza que escuché: "no tenemos derecho a pedir al mundo lo que no somos capaces de dar". Toca empezar por uno, eso sí se puede si queremos y nos ponemos a mejorar a crecer interiormente. 

Sólo podemos dar y propagar lo que somos y tenemos.





D.Villegas- 13/6/2016
LA ODISEA DEL ALMA

domingo, 12 de junio de 2016

PLATON-fragmento Diálogo: TIMEO O DE LA NATURALEZA






"Solón, Solón, vosotros, griegos, seréis siempre niños, 
y en Grecia no hay un anciano"


Te lo digo por lo que vas a oír.

Mil destrucciones de hombres se han verificado de mil maneras y volverán a suceder; las mayores por el fuego y el aguas y las menores por una infinidad de otras causas

Somos nosotros los que conservamos las más antiguas tradiciones.

En otros tiempos, querido Solón, antes de esta gran destrucción por las aguas, esta misma ciudad de Atenas de ahora descollaba por los trabajos bélicos; pero mucho más por la sabiduría de sus leyes; los hechos más bellos, lo mismo que la más bellas instituciones que bajo la bóveda celeste han referido labios humanos, les han sido atribuidos a ella.


En homenaje principalmente a la diosa que ha tomado bajo su protección, educado y formado a vuestro Estado y al nuestro; al vuestro mucho antes más de mil años, de una semilla que le dieron la diosa Ge y Hephaistos, y del mismo modo al nuestro después. El número de años que existe el nuestro es de ocho mil según nuestros libros sagrados. 

Compara las leyes de la antigua Atenas con las nuestras y encontrarás que la mayor  parte tienen sus análogas entre nosotros.

Estabais gobernados por estas leyes y por instituciones todavía mejores y aventajábais al resto de los hombres en todas las virtudes, como convenía a hijos y discípulos de los dioses."

Fragmento: Platón -Diálogo TIMEO O DE LA NATURALEZA
Anciano sacerdote Egipcio a Solón


sábado, 4 de junio de 2016

Educación y evolución humana


"Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. 
No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas."
Miguel de Unamuno



"En los Vedas hay un relato sobre una serpiente que tiene aterrorizada a una aldea porque muerde y mata a la gente. Llega al pueblo un sabio que predica su filosofía de amor y entendimiento espiritual; la serpiente acierta a oírlo y se queda tan conmovida que decide poner en práctica sus enseñanzas. Iluminada de la noche a la mañana, hace votos de no morder más a la gente ni ser agresiva. Durante un mes o cosa así, mientras el sabio anda por la aldea, la serpiente transfigurada, se comporta como una santa. Finalmente, cuando el sabio regresa al pueblo de la serpiente, se la encuentra hecha polvo; pisoteada, golpeada, todo el mundo la maltrata y se aprovecha de ella. La serpiente se le acerca y le dice: "Devuélveme mi dinero. Mira lo que he conseguido con tu filosofía del amor y la comprensión espiritual. En vez de llegar a la iluminación, como esperaba, fíjate: estoy medio muerta." El sabio le responde sucintamente: "Yo jamás te dije que no silbaras".



El relato nos muestra como las enseñanzas por muy buenas que sean si quien las recibe no tiene discernimiento las interpretará mal con sus consecuencias. L
a importancia de no caer en interpretaciones absolutistas ni subjetivas. Buscar y encontrar... reflexionando en la propia experiencia,  ir practicando las enseñanzas sin que nos hagan daño ni a nosotros ni a los demás.

La importancia de seguir aprendiendo y practicando para evolucionar. Ir viendo y comprendiendo un poco más cada día, paso a paso, escalándonos.

En síntesis: Ser bueno no es ser tonto.




"Al hombre, su ser no sólo le es dado, también le es exigido. Es responsable de él. Al hombre se le pide que llegue a ser lo que se espera que sea, que cumple su destino" Paul Tillich

Todos tenemos una misión y una responsabilidad de acuerdo a nuestras potencialidades y destino, y tenemos que encontrar el modo de realizarlo, ya que es nuestra aportación a la evolución conjunta y nuestra responsabilidad personal ante la Vida que nos la dió.


"La agresividad sana nos impulsa a abarcar, dominar el mundo externo, y cumplir nuestra misión." 


Hay dos tipos de agresividad la insana que es destructiva, ciega, y la sana que es constructiva e ingeligente. En Astrología: Marte (el Valor) tiene que ver con el aprendizaje de esa transformación y buen uso de la energía marciana, que nos aporta ese ímpetu para cumplir nuestra misión (cada uno tiene la suya) y dominar las circunstancias.


"Si con los principios de la Sabiduría consideramos a la etapa humana como intermedia entre el animal y Dios, educación será fundamentalmente no la cultura en sí, sino la utilización de esa cultura en acelerar la evolución humana." 

Jorge Angel Livraga




Debemos aprender a canalizar de manera constructiva las energías que todos tenemos a nuestra disposición, a despertar y ejercitar nuestras potencialidades mejores, en las distintas etapas de nuestra vida aquellas que corresponden, de modo que nos vayamos acercando a la autorrealización de nuestro Ser, buscando el bien propio, así como el de la humanidad a la que pertenecemos. De todas las generaciones anteriores hemos recibido elementos importantes, nos toca a nosotros aportar lo nuestro para colaborar en la evolución colectiva.  

Esa fue, es y será la verdadera finalidad de la educación integral, educir al Ser interior con todas sus potencialidades activas al Servicio de la Humanidad y de la VIDA. Cuando la educación cumpla con su función de acelerar la evolución humana aprovechando la cultura*, únicamente entonces diremos que está cumpliendo con su misión de favorecer el pleno desarrollo del Ser humano. Pues como decía el poeta Amado Nervo: "como duerme la chispa en el guijarro, en ti duerme la divinidad"


Si queremos construir un futuro mejor hay que compartir, propagar y apoyar todo lo bueno, justo, bello y verdadero que existe o debe aflorar. No sus contrarios que desgraciadamente tienen las vías abiertas fácilmente para su propagación, así se mantiene lo que nos daña o enferma, alimentando la ignorancia y mediocridad que impide el desarrollo de lo humano.



"Donde hay evolución, está el Logos en actuación"
C. Jinarajadasa


Entre los Ideales y nuestra realidad 
debemos construir puentes que nos acerquen a ellos 
con la práctica de Valores éticos, humanos
que nos permitirán evolucionar

D.V.


*Cultura: Todo aquello que cultiva y desarrolla lo mejor del ser humano.
El saber acumulado por generaciones patrimonio de la Humanidad. Que debemos aprovechar para seguir avanzando en nuestra evolución individual y colectiva.


D.Villegas-  4 Junio 2016

miércoles, 1 de junio de 2016

Naturaleza, Economía, políticos y el ser humano


La imagen puede contener: nubes, cielo, flor, planta, exterior y naturaleza

"La crisis fundamental es de valores humanos. 
Hay que renovar profundamente el corazón del Hombre."



Todo el orden cósmico, hasta donde se nos alcanza conocer, es eminentemente económico. A pesar de su inmensa pluralidad formal, nunca jamás una cosa es idéntica a otra, y cada una obra impulsada por una necesidad evidente. Además, Nada se desperdicia; todo se aprovecha en una eterna inspiración y expiración universal.

La escasez y la demasía de medios es perjudicial.

La prosperidad económica es uno de los factores de la felicidad, pero si no está armónicamente relacionada con los demás factores, es tan inútil como una única pata en el ángulo de una silla.


Si el hombre no está física, psíquica y moralmente capacitado, la riqueza no le aprovecha y se convierte en trampa mortal. Por otra parte, los bienes mal distribuidos, la necesidad de halagar a las masas ignorantes en búsqueda de votos, la enorme cantidad de empleados públicos, intermediarios y especuladores sin sentido patriótico ni humanitario, encarecen el costo de la vida y para que los menos se corrompan con holgura, los más dilapidan sus existencias persiguiendo sus alimentos, ropas y medicinas básicas.


El político es imprescindible que previamente sea filósofo y, dominando lo invisible, pueda dirigirse sabiamente en lo objetivo. ¿Cómo podría ser justo sin ser sabio? ¿Cómo honrado, sin acrisolar virtudes y convicciones morales? ¿Cómo bondadoso si su alma no ha bebido primero en las lágrimas de todos y no se ha compadecido? ¿Y cómo, finalmente, podría gobernar a otros,  si no se gobernase a sí mismo?

Un paralítico completo no puede accionar los mandos de un avión o de un buque; un alma dormida, un corazón inmóvil y seco, tampoco puede despertar a los pueblos ni moverlos hacia sus altos destinos.


El hombre* no sólo tiene hambre de pan, el hombre tiene hoy más que nunca, hambre de dignidad. No quiere ser un número en una estadística, o una cifra en un cálculo de rendimiento económico. Quiere ser un hombre en el verdadero sentido, quiere amar, sufrir, trabajar, desafiar al destino, triunfar o fracasar, pero vivir humanamente. El pueblo está hastiado de improvisados que le halagan para mejor explotarlo, que le consultan sobre todo lo que no sabe, que le piden lo que no tiene, que le hacen arrodillar ante lo que no cree.


La liberación del sufrimiento no está en seguir experimentando a ciegas, y cargar y cargar con este gran odio que terminará por devorar a la humanidad. La liberación del sufrimiento está en el conocimiento, y luego vendrá el orden, la armonía, la risa, las espigas, el taller y el libro, el amor...

Cuando el hombre se armoniza a sí mismo, se hace uno con la armonía de la naturaleza y se labra su propio destino inmerso en la verdadera libertad.

La imagen puede contener: nubes, cielo, planta, flor, árbol, exterior y naturaleza

 Jorge Ángel Livraga Rizzi-1976-fragmentos

* hombre: como genérico por supuesto (hombre-mujer)