sábado, 31 de mayo de 2014

VOLVER A NACER








  

Sólo necesitábamos Educación...
para Saber quiénes somos,
hacia donde vamos, y de donde venimos
El Sol de la Verdad alumbrando nuestros días,
el Amor iluminando nuestros actos,
 Inteligencia desarrollada para elegir bien
Para que esto pueda ser para muchos,
hay que ofrecer el entorno, los medios.
De modo que la Flor del Alma
pueda crecer, florecer plenamente
 Creando juntos,  con lo mejor
de cada uno, un Mundo Mejor,
más Bueno, Bello y Justo


D.Villegas-Nefertum- 1/6/2014
LA ODISEA DEL ALMA

QUIRÓN: EL PUENTE DEL ARCO IRIS




Quirón aporta un enlace simbólico, claramente comprensible, entre nuestras actividades cotidianas y el cúmulo de sabiduría de las eras precedentes. Una vez comprendido Quirón nos abre caminos prácticos que nos conducirán de los quehaceres más rutinarios como las comidas o las hipotecas, al sublime campo del espíritu y viceversa.

Quirón nos muestra cómo coordinar los hemisferios cerebrales, lo femenino con lo masculino, la izquierda con la derecha, lo de arriba con lo de abajo y lo interno con lo externo.

Quirón nos describe minuciosamente nuestras heridas psicológicas más profundas y nos indica claramente cómo podríamos conseguir curar esas heridas. 

  

Quirón encarna una clave en nuestra búsqueda vital. Puede revelar simbólicamente el camino de la conciencia, que nos conducirá a la realización de nuestro destino personal y colectivo.

Quirón actúa como un puente del arco iris que parte de la antigüedad y recorre nuestra era de transición hacia los nuevos tiempos que nosotros mismos debemos crear. Cuando hayamos comprendido y aplicado correctamente a Quirón podremos cruzar este puente con seguridad y confianza.

Podemos afirmar resueltamente, sin miedo a exagerar, que Quirón representa un antídoto contra los malestares de nuestra época.

Nuestro reto es encontrar el interés y la energía para vencer la inercia masiva tanto en el ámbito personal como institucional. Debemos dedicarnos en cuerpo y alma a superar el caos de la transición y a establecer un orden cultural superior. Para tener éxito debemos iniciarnos a nosotros mismos. Tenemos que poner mucho de nuestra parte para ser capaces de despertar espiritualmente como héroes y heroínas. Quirón es, sin lugar a dudas, la clave de esta iniciación.



Steve Mcfaddem
-fragmentos

SI QUIERES CONTRIBUIR A LA PAZ Y A LA FELICIDAD EN EL MUNDO



Por Kalu Rimpoche

1-Busca en ti mismo la fuerza del propósito, la fe en la propia regeneración. Tu divinidad te espera. Esfuérzate en hallarla y actualizarla.

2-Practica en todo momento la Religión Universal del Bien sin distinción de clases, de creencias, de partidos, de intereses, de nacionalidades, de razas, de reinos de la naturaleza.

3-Relega a olvido tus faltas y limitaciones pasadas, para renacer con estímulos a una vida mejor. Entonces, tácitamente, serás merecedor de la invisible ayuda.

4-Practica la simpatía y adquiere el hábito del contento a través de todas las circunstancias. Decídete a realizar el leve esfuerzo de prescindir de los pequeños defectos. Lucha con todas tus fuerzas contra la depresión, contra la tristeza, contra el tedio, contra el mal humor. Combate los métodos dominantes de acritud y grosería e imponte la condición de ser siempre y con todo el mundo amable.

5-Procura dar todas las facilidades posibles a los demás. Ayúdalos a descubrir su camino más noble y a seguirlo. Haz de la generosidad de pensamiento y acción, tu ley silenciosa.

6-Proponte firmemente no censurar a nadie, ni aún de pensamiento. ¿Qué sabemos de las verdaderas causas de los actos ajenos?. Esfuérzate, por el contrario, en comprender.

7-Adopta una divisa solar, de alegría, a todas horas. Entonces, la luz oculta que guía al mundo te la incrementará y te sorprenderán a ti mismo los resultados.

8- Procura no auto-exaltarte ni auto-compadecerte. O sea, no pensar demasiado en ti mismo, si no es con el fin de perfeccionarte.

9-Invoca la armonía como fórmula de salud integral, de equilibrio del cuerpo y del espíritu. Porque la armonía es la ley suprema del universo.

10- Irradia con humildad tu mensaje viviente de belleza, de espiritualidad y de paz, en un mundo atormentado, materializado, desorientado. Él necesita de tu eficaz contribución. Ofrécesela. Ofrécele tu mente positivizada, tu cuerpo puro, tu aura armoniosa, tu contentamiento irradiante, tu fe sin límites en la bondad de la vida y en las leyes que conducen a un alto fin, la evolución humana.


 Kalu Rimpoché

viernes, 30 de mayo de 2014

EL MITO DE PSIQUE Y EROS

EL MOSAICO DE EROS Y PSIQUE

Autor: Jose Carlos Fernández ©
En el mosaico que estudiamos ahora, Psique, representación también del alma humana, ha superado todas las pruebas, se reúne de nuevo con su amado Eros, el espíritu o impulso primordial. Las alas en los talones significan que ha roto todas sus ataduras terrenas, que es ya pura y libre. Esta imagen, preferida de los nobles romanos, está extraída del mito que narra Apuleyo en su libro “El Asno de Oro” o “Las Metamorfosis”. La unión de los amantes, Eros y Psique es símbolo de la inmortalidad del alma y se halla en una rueda, la del tiempo, en que las estaciones miran gozosas. El pavo real que preside la escena, significa los mil ojos de la noche; el cielo estrellado, lo puro y sin mancha, lo perenne y sin cambio. De esta unión de Eros y Psique nacería una hija, la Voluptuosidad, con que los romanos expresaban los placeres del alma. Detengámonos a considerar este símbolo y este mito.
 
Es importante recordar que, para los filósofos griegos, el ser humano es la resultante o síntesis de Soma (Cuerpo), Psique (Alma) y Nous (Espíritu, Mente Divina, Inteligencia). El soma o cuerpo es mortal y corruptible. Los filósofos pitagóricos eran muy dados -Platón también lo hace- a hacer el juego de palabras soma sema “el cuerpo es una tumba para el alma”. Nous es la Razón, la Mente Divina en la Naturaleza, inmortal, pura, incorruptible, siempre la misma a través de todos los cambios. La Psique, el alma, representada con alas de mariposa, es bella y a imagen de los Dioses, pero es de vuelo frágil y puede contaminarse y perder su semejanza con lo celeste si se torna esclava de los apetitos del cuerpo. O por el contrario, puede tornarse más y más divina hasta conquistar su inmortalidad, en sus bodas místicas con el espíritu, Eros. Pero debe trabajar penosamente al ser sometida a las pruebas y vicisitudes de la vida.
 
En la leyenda de Eros y Psique, ella es la hija de un Rey y tan, tan bella, que nadie quiere desposarla, por el “terror sagrado” que inspira. Desde las más lejanas comarcas vienen a rendirla culto, como si se tratara de la encarnación de la Diosa del Amor. Los Templos de Venus quedan, pues abandonados ante la Venus viva y nadie rinde ya sus ofrendas puras en el altar de la Diosa que es la Madre del Mundo, la divina armonía y unión de los elementos.
 
«Veis aquí yo, que soy la primera madre de la natura de todas las cosas; yo, que soy principio y nacimiento de todos los elementos; yo, que soy Venus, criadora de todas las cosas que hay en el mundo, ¿soy tratada en tal manera que en la honra de mi majestad haya de tener parte y ser mi aparcera una moza mortal, y que mi nombre, formado y puesto en el cielo, se haya de profanar en suciedades terrenales?”
 
Tal era la queja amarga de la Diosa Venus. Continúa el mito haciendo que los padres, por intervención del oráculo de Apolo, la destinen a un dios inmortal y la dejen, entre lamentos y honras fúnebres, en lo alto de un peñasco, donde es llevada por el cierzo a un palacio celeste de belleza inefable. Allí es desposada por el dios del Amor, a quien, sin embargo no puede ver. Las hermanas envidiosas hacen que ella quiera saber, llena de temor y de curiosidad, quién es su Amado; y al hacerlo la maldición cae sobre ella y es expulsada del palacio y de la compañía del Dios del Amor, de bucles de oro.
 
 
Las pruebas iniciáticas, con que debe conquistar ahora su condición divina son los trabajos para tornar de nuevo amable y benévola a la Diosa del Amor. Son, en verdad, los trabajos para conquistar la inmortalidad conciente. Son, según los pitagóricos, los trabajos que en miríadas de encarnaciones debe hacer el alma humana hasta hacer permanente la raíz divina que duerme en ella. La Naturaleza entera se conmueve ante esta decisión y ante la audacia de desafiar a la muerte; la naturaleza entera se convierte en aliada de Psique.
 
Debe separar, “antes de que llegue la noche”, de un montón de siete tipos de semillas -trigo y cebada, mijo, simientes de adormideras, garbanzos, lentejas y habas- mezcladas, unas de otras. Primer trabajo de la Psique y de las Escuelas de Filosofía pitagóricas, discernir, separar las semillas de acción de cada uno de los Siete Planos de Conciencia que hay en la Naturaleza. En esta prueba la ayudan un ejército de hormigas, que quizás representen las distintas unidades de conciencia, una infinidad, presentes en la conciencia humana, lo que los budistas llamarían la infinidad de matices de la percepción.
 
La segunda prueba es obtener el áureo vellón de un rebaño de carneros, y el viento en una caña quebrada, a manera de flauta, le dice que no debe hacerlo trasquilándolas, pues son carneros furiosos al mediodía y la darían muerte. Sino que debe esperar al atardecer, que los carneros al rozarse con las ramas del bosque dejarán en él sus hebras de lana dorada. Quizás esta prueba se refiera a uno de los misterios del alma, y enseñe que debemos aprovechar la experiencia del pasado, pero no atarnos a él. Y en otra clave de lectura del mito, no atarnos a las experiencias del alma en el curso de las distintas vidas, sino que el alma debe extraer de ellas, la hebra de oro de su quintaesencia. Es el consejo del libro místico tibetano Voz del Silencio: “No mires atrás o estás perdido. Mata todo recuerdo de pasadas experiencias”, es decir, no te enfrentes, cara a cara, a la experiencia ya pasada, ni trates de extraer la sabiduría de una experiencia sino cuando ya haya pasado.




En la tercera prueba, debe llenar una vasija de cristal de las negras aguas estígeas, y no lo hace por sí misma -no le sería posible, sin antes morir- sino con la ayuda del águila de Zeus. Águila que advierte a Psique: “¿Cómo tú eres tan simple y necia de tales cosas, que esperas poder hurtar, ni solamente tocar, una sola gota de esta fuente no menos cruel que santísima? ¿Tú nunca oíste alguna vez que estas aguas estígeas son espantables a los dioses y aun al mismo Júpiter? Además de esto, vosotros, los mortales, juráis por los dioses, pero los dioses acostumbran jurar por la majestad del lago estigio”
 
 
En la cuarta prueba desciende a los infiernos, el reino de lo invisible, el reino de Hades, y atravesando el río de la muerte y después de apaciguar al Cancerbero, alimentándolo, recibe un cofre donde se guarda la hermosura de Proserpina, un tesoro del reino de la muerte que cura todo dolor, el sueño sin ensueño. A pesar de la advertencia, la curiosidad -distintivo de Psique- le vence y abre la tapa del cofre, cayendo en un letargo similar a la muerte del que es liberada por su amado Eros. Ambos ascienden al Olimpo, la morada de los Dioses, y por orden de Zeus son desposados.
 

Es la apoteosis del alma de Psique, la superación de todas las pruebas, el quebrantamiento de todas las ataduras, el fin de todos los trabajos. Psique bebe “del vino de los Dioses” y recupera su condición divina, «Toma, Psiches, bebe esto y serás inmortal; Cupido nunca se apartará de ti; estas bodas vuestras durarán para siempre.» Es la voz de Zeus, el Alma del Mundo, que otorga el fuego de los Dioses a quien se ha conquistado a sí mismo.
 
 
 
Jose Carlos Fernandez (Recogido de la Revista ESFINGE)

domingo, 25 de mayo de 2014

AMANECER 25 MAYO 2014

 
"En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que avergonzarse.
En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que avergonzarse"
 
CONFUCIO
 


"En vano he buscado a alguien cuyo deseo de fortalecer su poder moral
fuera tan intenso como su deseo sexual"
Confucio
 

 
"Consigue tu propia salvación. No dependas de los demás"
Buda

jueves, 22 de mayo de 2014

LA PUREZA INTEGRAL (FÍSICA, PSÍQUICA, MENTAL)



 "No se puede alcanzar la pureza más que cuando
se abren las puertas del alma a la vida espiritual,
cuando uno deja entrar en sí mismo
los rayos del Sol, el amor de Dios y la sabiduría"
OMRAAM MIKHAEL AIVANHOV


"La pureza es la base de todas las demás adquisiciones. Esta es la quintaesencia de la ciencia de todos los fundadores de religión: una vida de pureza.

La pureza equivale a simplicidad; sí, lo puro es lo simple, es decir, lo que no está mezclado, lo que no contiene ningún elemento extraño o contrario al buen funcionamiento o a la armonía del conjunto.


Ningún alimento es perfectamente puro. En el ser humano hay unos aduaneros que examinan los elementos y rechazan todo aquello que no puede entrar en la constitución del organismo.

Cuando tiene preocupaciones, cuando está cansado, deprimido, transtornado, obstaculiza las funciones de todas estas entidades encargadas de hacer la selección, y éstas dejan pasar elementos nocivos que comienzan a acumularse en su organismo. Según su forma de obrar, de comprender las cosas y de sentirlas, el hombre actúa sobre las criaturas que están dentro de él, sus células; y si no es razonable llega a deformarlas, a embotarlas o a pervertir sus gustos. Así es como se introduce la codicia, el desorden y la falta de discernimiento entre los funcionarios que comienzan a no ver las cosas claras y a dejar pasar los elementos nocivos. En el cuerpo físico la pureza es la salud.



De la misma manera, los sentimientos deben ser puros para entrar en la estructura del ser psíquico, porque nuestro mundo de sentimientos es, también, como un organismo que debemos alimentar, y más arriba, en el plano mental, se encuentra otro organismo que también es necesario alimentar con pensamientos.


Así pues, si comemos sentimientos y pensamientos impuros, introducimos en nosotros exactamente las mismas impurezas que cuando absorbemos elementos nocivos para el organismo físico. Se trata de las mismas leyes, de las mismas correspondencias ...

Evidentemente, la pureza en el campo sexual es muy importante, pero cuando hablo de pureza, me refiero sobre todo a la pureza en el pensamiento y en el sentimiento. Porque es primeramente en el pensamiento y en el sentimiento donde uno es desvergonzado y extravagante, y este estado interior produce, a continuación, consecuencias en el plano físico, en el comportamiento sexual.


Un intercambio debe siempre suponer una mejora, un embellecimiento; el amor debe enriquecer siempre a los dos componentes de la pareja.


La cuestión no radica en no amarse, sino en saber elegir para tomar exclusivamente lo que es verdaderamente puro y luminoso, para volverse así uno mismo puro y luminoso. Cuando un chico y una chica están abrazados, no saben que entre ambos se produce una ósmosis, una nivelación de energías.

Sí, en el ámbito electromagnético, en las emanaciones, se produce una ósmosis, a un nivel muy profundo, pues las debilidades del chico van a penetrar en la chica, e inversamente.

Evidentemente, lo mismo sucede con las cualidades. El amor crea una nivelación entre los seres, y por eso, antes de empezar a realizar esta nivelación, la juventud debe conocer la ley de la elección, y al igual que hace con el alimento físico, debe reflexionar antes de comer el alimento astral: estudiar este alimento, saber quién lo ha fabricado, de qué región viene, qué contiene, etc...

Yo no me opongo al sentimiento, jamás he estado en contra de la necesidad de amar, al contrario, porque en ello radica el sentimiento de la vida; pero sí digo que la juventud debe tener discernimiento para saber, en primer lugar, qué elegir o a quién elegir.


El hombre come pan, frutas, verduras, carne, etc ... Pues bien, en el campo de los sentimientos, existe la misma variedad y la misma riqueza de alimentos que en el plano físico. Algunos sentimientos son pura tocinería, sí, morcilla, jamón ; y otros sentimientos son vino, frutas o verduras; pero como los humanos no conocen este mundo de los sentimientos, comen lo que sea y enferman. Es necesario, pues, que aprendan a eliminar todos los elementos que les envenenan : la ira, la maldad, la envidia y, sobre todo, el amor excesivamente sensual, porque en este amor entran un gran número de elementos nocivos.

El hombre sólo debe tomar del amor aquello que puede reconfortarle, iluminarle, curarle.



El verdadero amor consiste en amar a los demás únicamente para que puedan volverse mejores

El día en que el hombre sepa cómo está constituído y conozca cuáles son los otros planos y cómo está continuamente en relación con los seres de estos otros planos, entonces será más cuidadoso, hará una selección, eliminará ciertos elementos, cerrará las puertas a las fuerzas hostiles y únicamente las dejará abiertas a las fuerzas benéficas, armoniosas y constructivas.



Debéis saber que vuestro cuerpo construye con los materiales que absorbéis. Por tanto, si estos materiales no son puros, seréis impuros; si estos materiales son nocivos, estaréis enfermos. Esta es una ley absoluta no sólo en el plano físico sino también en el plano psíquico, en el plano del pensamiento y del sentimiento.

Así como es necesario que el hombre escoja su alimento para su salud, para su belleza, y hasta para su inteligencia, también debe escoger su alimento espiritual. Todo su futuro depende de ello. Según los elementos que absorbe hará de sí mismo un ser carcomido, débil y enfermizo, o bien un ser sólido, resistente, hermoso y expresivo.

Lo repito, tanto en el plano físico, como en el plano astral y mental, encontramos las mismas leyes absolutas.

Diréis: «Pero, entonces, ¿cómo hay que escoger los pensamientos y los sentimientos? ¿Cómo saber si son puros o impuros?» Es muy fácil. Los pensamiento y los sentimientos que son personales y egoístas no pueden ser puros, puesto que están impregnados de elementos procedentes del mundo subterráneo.

Todos los pensamientos y los sentimientos que giran en torno a nuestro interés, nuestra felicidad, nuestro enriquecimiento, nuestro fortalecimiento, sin que aporten nada útil y bueno para el mundo entero, son impuros. Son, por tanto, de fácil clasificación: la codicia, la envidia, la ira, la sensualidad, etc ... aportan impurezas. Mientras que aquellos otros sentimientos tales como la abnegación, el altruismo, la paciencia, la generosidad, la dulzura, el amor, el deseo de fundirse con la divinidad para traer la luz al mundo, son sentimientos puros.

Esto es precisamente la impureza; estar llenos de dudas, de sospechas, de celos, de envidias, y de todo lo negativo.

Para encontrar la pureza hay que subir hasta la cima, es decir, hay que vivir la vida espiritual. Y entonces, por fin, quedaremos liberados de los errores del intelecto, de los sufrimientos y apetitos del corazón, de las enfermedades y suciedades del cuerpo físico.  Desde luego la pureza puede manifestarse en todas las actitudes del hombre, en la nutrición, en sus gustos, en sus sentimientos, en sus pensamientos.

El manantial de la pureza se encuentra en la más alta espiritualidad."



Fragmentos de: OMRAAM MIKHAEL AIVANHOV

martes, 20 de mayo de 2014

HERMANOS DE LUZ

 


Eran peregrinos del espacio y el tiempo, venían surcando las edades, habían sufrido persecución, calumnias, desprecios... Pero su ángel era invencible, y de nuevo la semilla había florecido en la tierra...Conocían a sus "enemigos" los defensores de la ignorancia y la mentira con mil máscaras... No había miedo, habían sufrido mucho y sabían que el fénix renace una y otra vez de las cenizas...

 
Hoy con más corazón y algo más sabiduría...volvían a reencontrarse...los de siempre...los "hijos de la Sabiduría"...y se reconocían después de observarse despacio, los símbolos de reconocimiento hablaban por sí mismos...eran "Hermanos de Luz"

Nuevas páginas en blanco esperan ser llenadas con sus huellas de Valor, Amor, Generosidad, VIDA, por ellos los Hijos de la Historia, la avanzadilla de la Luz.

fragmento de LA ODISEA DEL ALMA
D.V.-Nefertum-20/5/2014-Malaka

lunes, 19 de mayo de 2014

Tras las huellas de Atenea

La Vida, Maestra para el observador atento, para el buscador de la Verdad, nos enseña todos los días nuevas y mejores lecciones o las mismas hasta que por fin las asimilamos y las hacemos experiencias vivenciadas profundamente, gracias a su constante y continuado trabajo.
La Vida sería la Maestra más paciente, la que más Fe ardiente tiene en nosotros. Ella nunca duda de nuestra Victoria, de nuestra capacidad de aprendizaje, de nuestra realización.
Una y otra vez, girando bajo la mirada del tiempo, firme y gozosa nos canta la misma tonada, la misma misteriosa canción, del por qué y el para qué y cómo alcanzar a desvelarla.
Entre luces y sombras ella representa su papel de Madre y Maestra, y entre unas y otras, entre sus contrastes nuetra alma niña va poco a poco a sobresaltos despertándose.
Cuando las fauces de las tinieblas parecen prontas a engullirnos en su mundo opaco, gris y triste. Ella enciende una estrella en nuestra mente y nos alumbra el panorama para que no caigamos confundidos en sus redes, pues el saber acumulado de pronto se corporiza en luz y nos sacude de nuestra inercia o confusión.
Nuevamente atenta al espectáculo de la Vida, volví a vivir profundamente una lección: la del entusiasmo, la de los sueños como Vida mágica que nos levanta hasta el mundo de los Ideales, de esos "Seres mayores" que algún día se asentarán en la Tierra para bien de la humanidad dolorida y huérfana.
Caminaba por la calle con brío y con fuerza, con el empuje de mis sueños que buscaban a través mío hacerse realidad con mi acción, y me sentía movida por ellos con un impulso lleno de Entusiasmo.
Y supe que ahora sí, como otras veces lo había experimentado, era cuando más cerca del mundo de los Sueños y de mí misma había estado.
Había una Fe total en el éxito, había una Fuerza tremenda abriéndose paso a través de mi voz y mis manos. Sentí a Dios muy cerca, en cada latido de mi corazón, en cada paso que daba.
Recordé otros años y me vi al pasar por las mismas calles, con el mismo entusiasmo, la misma fe, el mismo viento en el rostro, la misma lluvia a mis pies, y mis pasos firmes tras mi Sueño... Atenea delante...mi Genio tutelar empujándome sonriente... Entusiasmada, yo como siempre, siguiendo sus huellas...
Siempre Adelante, es la voz que me impulsa... la de Atenea: Señora de la Sabiduría. 




Octubre 1983 - Gijón
D.V.-Nefertum
fragmento LA ODISEA DEL ALMA

jueves, 15 de mayo de 2014

JUAN SALVADOR GAVIOTA frases

¿Tienes idea de cuántas vidas debimos cruzar 
antes de que lográramos la primera idea de que hay más en la vida que comer, 
luchar o alcanzar poder en la Bandada?
Rompe las cadenas de tu pensamiento,
y romperás también las cadenas de tu cuerpo.
Juan Gaviota descubrió que el aburrimiento y el miedo y la ira,
son las razones por las que la vida de una gaviota es tan corta,
 y al desaparecer aquellas de su pensamiento,
tuvo por cierto una vida larga y buena.
Para volar tan rápido como el pensamiento
y a cualquier sitio que exista,
debes empezar por saber que ya has llegado…
No hay nada más difícil en el mundo que convencer a un pájaro de que es libre, 
y de que lo puede probar por sí mismo si sólo se pasara un rato practicando.
Tienes que practicar y llegar a ver a la verdadera gaviota, 
ver el bien que hay en cada una, y ayudarlas a que lo vean en sí mismas.


La única Ley verdadera es aquella

que conduce a la libertad


¡Si nuestra amistad depende de cosas como el espacio y el tiempo, 
entonces, cuando por fin superemos el espacio y el tiempo, 
habremos destruido nuestra propia hermandad!


Frases:  JUAN SALVADOR GAVIOTA
Richard Bach

martes, 13 de mayo de 2014

NEURONAS ESPEJO: empatía, imitación...

La imagen puede contener: cielo, nubes, exterior y naturaleza


Se denominan neuronas espejo a una cierta clase de neuronas que se activan cuando un animal o persona ejecuta una acción y cuando observa esa misma acción al ser ejecutada por otro individuo,[1] especialmente un congénere.

Las neuronas del individuo imitan como "reflejando" la acción de otro: así, el observador está él mismo realizando la acción de lo observado, de allí su nombre de "espejo". Tales neuronas habían sido observadas en primer lugar en primates, y luego se encontraron en humanos y algunas aves. En el ser humano se las encuentra en el área de Broca y en la corteza parietal.

En las neurociencias se supone que estas neuronas desempeñan un importante rol dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de otro) y la imitación. De aquí que algunos científicos consideren que la neurona espejo es uno de los más importantes descubrimientos de las neurociencias en la última década.[2]

Recogido de Wikipedia 







Mediante la imagen mental la energía sigue la dirección de la elección de nuestro pensamiento hasta objetivarse como forma en la materia, poniéndola en vibración con su fuerza y moldeándola de acuerdo a la imagen. De ahí, que son tan importantes los modelos que sigue el hombre, ya que crean modas, costumbres, mundos de pesadilla o mundos de belleza y valor





El poder de la imaginación... tiene mucho que ver con el tema de  las neuronas espejo, aquello que nos relaciona e impulsa a imitar lo que vemos. Está demostrado que todo lo que contemplamos a través de imágenes queda grabado en nuestro cerebro y lo reproducimos fácilmente... ¿Qué vemos hoy a través de las noticias, los medios de comunicación en general, ya sea T.V., cine, teatro o publicaciones editoriales, todos hablan de "lo oscuro, lo negativo" que como consecuencia tiende a propagarse, perpetuarse,  asentarse en la conciencia y la vida del hombre como algo normal, natural, de lo que no puede escaparse o liberarse.

Cuando la realidad es que nos retienen encadenados a costumbres, hábitos que nos mantienen prisioneros de la oscuridad como la única forma de vida. Y no es así, existe un mundo de luz, de felicidad, de fraternidad, de armonía, de amor, que podemos manifestar, hacer realidad cotidiana. Todo depende de lo que "comemos", de aquello con lo que alimentamos nuestra psique, nuestra mente, o sea nuestra Alma. ¿Qué imágenes elegimos para contemplar, para inspirarnos. Aquellas que nos muestran el camino de salida de la "caverna, o aquellas que con la etiqueta de libertad lo único que nos venden en verdad son los hábitos viejos a superar o los vicios peores de nuestra sociedad, todo lo que nos mantiene esclavos de la materia ciega, encadenados a un pasado que se repite cada vez peor, envileciendo y degradando a las personas?

Como diría Sócrates, lo más importante que un ser humano debe conseguir en la vida es el Discernimiento, único medio de le permitirá saber elegir justo aquello que le acercará al Bien, a su ser verdadero.

Es hora de ponernos en camino hacia la Libertad real. Recuerda, mucho dependerá de hacia donde dirijas "tu espejo", de lo que contempla tu mente.

La imagen puede contener: personas de pie, cielo, nubes y exterior


Mª D.Villegas- Nefertum-Malaka 13/5/2014

lunes, 12 de mayo de 2014

ERES ÚNICO

 


Eres único,
diferente de todos los otros.
Sin reserva ni duda, permito que estés en el mundo como eres,
sin un pensamiento o palabra de juicio...
No veo error alguno en las cosas que puedas decir, ...

ni hacer, sentir y creer porque entiendo que te estás honrando a ti mismo al ser
y hacer lo que es verdad para ti.
No puedo recorrer la vida con tus ojos ni verla a través de tu corazón.
No he estado donde tú has estado ni experimentado
lo que has experimentado, viendo la vida desde tu perspectiva única.
Te aprecio exactamente como eres, siendo tu propia
y singular chispa de la Conciencia Infinita,
buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo.
Sin reserva ni duda, te permito cada elección para que aprendas
de la forma que te parezca apropiada.
Es vital que seas tu propia persona
y no alguien que yo u otros piensen que "deberías" ser.
En la medida de mi capacidad, sin denigrarme
o ponerme en un compromiso,
te apoyaré en eso.
No puedo saber que es lo mejor para ti, lo que es verdad
o lo que necesitas, porque no sé lo que has elegido aprender,
cómo has elegido aprenderlo,
con quien o en qué periodo de tiempo.
Solo tú puedes sentir tu excitación interna y escuchar tu voz interna,
yo sólo tengo la mía.
Reconozco que, aunque sean diferentes entre sí,
todas las maneras de percibir y experimentar
las diferentes facetas de nuestro mundo, todas son válidas.
Sin reserva ni duda admito las elecciones que hagas en cada momento.
No emito juicio sobre esto porque es imprescindible
que honre tu derecho a tu evolución individual,
porque esto da poder a ese derecho
para mí y para todos los otros.
A aquellos que elegirían un camino que no puedo andar
o que no andaría, y aunque puede que elija no añadir
mi poder y mi energía a ese camino,
nunca te negaré el regalo de amor que Dios
me ha concedido para toda la Creación.
Como te amo, así seré amado.
Así como siembro, recogeré.
Sin reserva ni duda, te permito el derecho universal
de libre albedrío para andar tu propio camino,
creando etapas o manteniéndote quieto
cuando sientas que es apropiado para ti.
No puedo ver siempre el cuadro más grande del Orden Divino
y así no emitiré juicio sobre si tus pasos son grandes o pequeños,
ligeros o pesados o conduzcan hacia arriba o hacia abajo,
porque esto sólo sería mi punto de vista.
Aunque vea que no haces nada y juzgue que esto es indigno,
yo reconozco que puede que seas el que traiga una gran sanación al permanecer en calma,
bendecido por la Luz de Dios.
Porque es el derecho inalienable de toda vida
el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda,
reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro.
Con humildad, me postro ante la comprensión
de que el camino que veo es mejor para mi,
no significa que sea también correcto para ti,
que lo que yo creo no es necesariamente verdad para ti.
Sé que eres guiado como yo lo soy, siguiendo tu entusiasmo interno
por conocer tu propio camino.
Sé que las muchas razas, religiones, costumbres,
nacionalidades y creencias en nuestro mundo
nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios
y enseñanzas de tal diversidad
Sé que cada uno de nosotros aprende en nuestra
manera única para devolver ese amor y sabiduría al TODO.
Entiendo que si sólo hubiese una forma de hacer algo,
sólo necesitaría haber una persona.
Apreciaré tu luz interna única te comportes o no dé
la manera en la que considero que deberías,
aunque creas en cosas que yo no creo.
Entiendo que eres verdaderamente mi hermano y mi hermana,
aunque puede que hayas nacido en un lugar diferente y creas en diferentes ideales.
El amor que siento es por absolutamente todo lo que ES.
Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia
y siento un amor profundo por cada persona,
animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano
y por todo lo que es en el mundo.
Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor yo que pueda,
 haciéndome más sabio en la perfección de la Verdad Divina,
haciéndome más feliz, más sano, y cada vez más abundante y gozoso.
Aunque a lo largo del camino puede que me gustes,
sienta indiferencia por ti, o me disgustes, no voy a dejar de amarte,
de honrar tu singularidad y de permitirte ser tú.
Esta es la llave de la paz y armonía en nuestras vidas y
 en nuestra Tierra porque es la piedra central del Amor Incondicional.

Un poema…una oración..
Un canto…de los Indios Hopi.
 
 
In La K’Ech

sábado, 3 de mayo de 2014

Acción en los Signos de Fuego, Agua, Aire, Tierra

"Los pertenecientes a los signos de fuego pondrán en el mundo las semillas de las cosas y, como tales, serán portadores de futuro. Los pertenecientes a signos de agua ofrecerán su propia tierra corporal y emocional para que esa semilla pueda enraizarse; serán portadores de amor, que se expresa como un ardor interno que los impulsa a llevar a la perfección la obra. También sus frutos corresponderán a una etapa futura, pero a un futuro ya más inmediato. Los pertenecientes a los signos de aire realizarán su obra a través de la ley y el orden; son portadores de lógica y de razón e instituyen el marco legal en el que la obra podrá ser realizada. Los pertenecientes a signos de tierra son los que instituyen realmente en el mundo físico lo que el espíritu proyectó en su día"


Kabaled

**
Una de las cosas que me aportó el conocimiento de esta antigua y esotérica ciencia, es la oportunidad de comprender por qué somos tan diferentes unos de otros, y cómo a la vez todos somos necesarios. Por lo tanto, cómo podemos complementándonos, enriquecernos, y sentirnos útiles, cada uno con su aportación en aquello que mejor sabe y puede hacer. A la vez que puede aprender del otro aquello que le falta.

Los problemas surgen cuando no se valora o respeta lo aportación de cada cual. Todo es necesario, el que siembra, el que alimenta, el que comprende y el que hace concreta la flor o el fruto. Al fin fue labor de todos...cada cual (cada elemento o personalidad) puso lo suyo en el proceso. Como la Vida misma hace dándonos la cosecha después de tiempo y labor a partir de la semilla sembrada.
Bienvenida Astrología al mundo de nuevo, tienes tanto y bueno que enseñarnos no sólo para conocernos más profundamente, sino para comprender al otro. Incluído cómo no, al macrocosmos, del que somos un reflejo en pequeño. Con Amor y Valor es hora de CONOCERNOS... mutuamente. Es tan asombroso y maravilloso todo lo que voy conociendo...
D. Villegas- Mayo 2014

viernes, 2 de mayo de 2014

ENFERMEDAD Y SALUD SEGÚN PARACELSO



“El espíritu del hombre deriva de las constelaciones,
su alma de los planetas y su cuerpo de los elementos”

Paracelso


Hemos querido recopilar algunas de las ideas de este Gran médico, que fue Paracelso, como temas de reflexión para un mundo, como el nuestro, tan enfermo y necesitado de verdaderos médicos, de médicos del alma no solo del cuerpo. Hoy como ayer, los seres humanos necesitan, quizás más que nunca, soluciones para el alma anémica, débil, contaminada de ciertas “pestes”,  que como en toda Edad Media que ha vivido y vivirá, le dejan carente de defensas y de fuerzas reales.  Al ser el hombre un conjunto compuesto de “lo uno y de lo otro”, como diría Platón,  es conveniente para nuestra salud, conocer y atender debidamente ambas esferas, si queremos tener Salud, Armonía o Equilibrio. Así  el Maestro Paracelso enseñaba cosas como éstas:



Toda salud y toda enfermedad proceden de Dios, el cual suministra también el remedio. Cada enfermedad es un purgatorio, y ningún médico puede efectuar una curación hasta que termine el tiempo de ese purgatorio. Los médicos ignorantes son los diablos de ese purgatorio; pero un médico sabio es un ángel redentor y siervo de Dios. El médico es un siervo de la Naturaleza, y Dios es su Señor. Por tanto, ningún médico efectúa jamás una curación a menos que sea la voluntad de Dios que cura al enfermo por medio de él. (Paramirum)


Hay muchos que dicen que el hombre es un microcosmos, pero pocos comprenden lo que esto significa. Así como el mundo mismo es un organismo con todas sus constelaciones, así es el hombre una constelación (organismo), un mundo por sí mismo; y como el firmamento (espacio) del mundo no es gobernado por criatura alguna, así también el firmamento que está en el hombre (su mente) no está sujeto a ninguna otra criatura. Este firmamento (esfera mental) en el hombre tiene sus planetas y estrellas (estados mentales), sus elevaciones, conjunciones y oposiciones (estados de sentimientos, pensamientos, emociones, ideas, amores y odios), llámesele como se quiera, y como todos los cuerpos celestiales en el espacio están unidos los unos con los otros por eslabones invisibles, así los órganos en el hombre no son enteramente independientes los unos de los otros, sino que dependen unos de otros hasta cierto grado.  Su corazón es su Sol, su cerebro su Luna, el bazo su Saturno, el hígado su Júpiter, los pulmones Mercurio, y los riñones Venus.


Todas las enfermedades tienen su principio en alguna de las tres substancias, Sal, Azufre o Mercurio, lo cual quiere decir que pueden tener su origen en el dominio de la materia, en la esfera del alma o en el reino del espíritu. Si el cuerpo, el alma y la mente están en perfecta armonía unos con otros, no existe ninguna discordancia; pero sí se origina una causa de discordia en uno de estos tres planos, se comunica a los demás. En el estado de estas tres substancias tienen su fuente todas las causas, orígenes y también la comprensión de las enfermedades. Estas tres substancias, Azufre, Mercurio y Sal, dan a cada cosa su corporeidad, teniendo cada substancia sus propias cualidades. Si estas cualidades son buenas (en armonía las unas con las otras) no habrá enfermedad, más si entran en oposición las unas con las otras, la enfermedad (discordancia) será el resultado. El hombre es un laboratorio en que las fuerzas universales de la Naturaleza hacen su obra.


La esencia de las cosas está oculta en el espacio; existe invisiblemente en el firmamento, y se imprime en las substancias materiales y entonces se vuelve visible entrando en nuestra esfera de percepción. La suma de los deseos y pensamientos individuales del hombre constituye la atmósfera mental que rodea al mundo en general, y a cada localidad en particular.




Lo que nutre una cosa contribuye a la formación de su substancia. El cuerpo físico recibe su nutrimento del plano físico, el alma es nutrida por las influencias del alma del mundo, el intelecto se nutre, crece y se ensancha en el plano intelectual. El alma, el cuerpo y la mente son uno en el hombre, y las enfermedades que existen en el uno, pueden causar impurezas en los otros.


Cinco son las causas del origen de las enfermedades en estos reinos:


1-       De las condiciones de lugar en la naturaleza externa.


2-       De Venenos e impurezas.


3-       Causas hereditarias de los padres


4-       Enfermedades causadas por una voluntad maligna o una imaginación mórbida


5-       Los males que provienen del karma adquirido en ésta u otra encarnación.


Igualmente la Voluntad, la Imaginación y la memoria son la causa de muchas enfermedades y éstas pueden producirse abusando uno de dichas facultades, o ejercitándolas sobre otro.  Cualquier especie de pensamiento, si adquiere fuerza y substancia por el consentimiento de la voluntad, nace en el mundo interior como ser elemental, el que crece con cultivarse, de suerte que llega finalmente a causar obsesión a su propio padre y producir efectos visibles sobre el cuerpo físico.


Sobre la influencia de los espíritus como causa de enfermedades, Paracelso escribía:


El espíritu de cada cuerpo es además substancial, visible, tangible y sensible para los demás espíritus, todos los cuales en su mutua aproximación pueden emparentarse lo mismo que lo hacen los cuerpos. Los espíritus utilizan entre ellos un idioma propio con el que se hablan libremente, sin que los unan o relacionen en cambio nuestros discursos humanos. De todo esto puede resultar, que dos espíritus mantengan entre ellos afinidades, enemistades u odios y que el uno alcance a herir al otro, igual que los hombres entre sí. De esta manera decimos que puede haber lesiones del espíritu, por cuanto el espíritu mora en el cuerpo y se traduce en él; y el cuerpo sufrir y enfermar, no materialmente, puesto que no se trata de una Entidad material, sino por el espíritu.


El mundo en que estos espíritus residen a perpetuidad, conoce también los deseos, los odios, las discordias y una serie de sentimientos semejantes que actúan y se manifiestan sin el consentimiento ni conocimiento del cuerpo. Son los espíritus los que se dañan entre sí, en cuyo caso los cuerpos resultan afectados aparentemente por su propia culpa, aunque en realidad no hagan sino traducir la injuria íntima que sus espíritus han recibido. Los espíritus luchan y se hieren entre sí recíprocamente sin la voluntad o consentimiento de los hombres, estimulados por su enemistad mutua o por la influencia de otras enfermedades. O como consecuencia de nuestros pensamientos y meditaciones constreñimos a nuestra voluntad con una fuerza tal que llegamos a consentir, desear y buscar infligirle una pena o un trastorno cualquiera al cuerpo de otro individuo. Esa voluntad fija, firme e interna, es la “madre” que engendra el espíritu. Si el espíritu es dañado acaba dejando una huella de pena o sufrimiento, de naturaleza espiritual en su origen aunque corporal en algunas de sus manifestaciones, como consecuencia una serie de padecimientos del cuerpo pueden comenzar así. Al ser el espíritu no el cuerpo el que está dañado habrá que componer el medicamento del Espíritu.


Todo aquel que no quiere el bien y que permanece impregnado de odio puede alcanzar que le ocurra en sí mismo cuanto de malo desea para los demás. Pero todo esto no puede ser producido en cambio en los hombres probos y honestos por la sencilla razón de que sus espíritus se defienden y protegen viril y enérgicamente. Como constatamos una y otra vez,  el mejor escudo son las Virtudes, y entre ellas, destacamos la Bondad, la Inteligencia y el Valor.


Incluso el Maestro Paracelso enseñaba, que los espíritus pueden influirse, comunicarse, beneficiarse o perjudicarse mientras dormimos, en sueños. De ahí como vemos, la importancia de poder llegar a ser consciente aún en sueños y dominar nuestra naturaleza inferior en todo momento.


Como hemos visto anteriormente, en los tiempos antiguos el médico era considerado sagrado y pertenecía al sacerdocio consagrado por Dios.  Y el arte de la medicina instituido no para contravenir las leyes de Dios, sino con el propósito de ayudar a restablecer la armonía, cuya perturbación causa la enfermedad, y cuyo restablecimiento se efectúa por medio de la obediencia a la ley.  Y es que “sólo Dios da la salud y las enfermedades, así como los remedios que a ellas corresponden”. De lo que resulta que todas las enfermedades tienen que curar a la hora precisa que el tiempo les ha destinado y no cuando nosotros dispongamos. “Ningún médico puede conocer el término de la salud”, el que sólo está en las manos de Dios. Asimismo nos recuerda que toda enfermedad es un purgatorio y que ningún médico puede curar si Dios con su divina Gracia no ha dispuesto que ese Purgatorio termine. Dios no solamente ha creado las enfermedades, sino también a los médicos, cuya llegada al lado de los enfermos será a la hora predestinada.




Entre los médicos deberéis distinguir dos clases los que curan milagrosamente y los que curan por medio de diversas medicinas. Sólo los que creen y los que tienen fe podrán incluirse entre los del primer grupo. La fe intensa es tan importante en el médico como en el enfermo. Recordando que es Dios, el supremo médico,  quien produce la curación si ha llegado el momento. Como hemos dicho, es Dios quien envía el enfermo al médico y el médico al enfermo. Pero el Purgatorio actual es demasiado grande para que pueda aliviarlo ningún médico. Tan es así que no dudamos que si los médicos de otros tiempos pudieran salir de sus tumbas y volver entre nosotros, su arte sería ciego y nulo. 



Paracelso exponía, que la virtud es la cuarta columna del templo de la Medicina, no se ha de fingir, ya que significa el poder que resulta de ser un hombre en la verdadera acepción  de la palabra y de poseer no sólo las teorías respecto del tratamiento de la Enfermedad, sino el poder de curarla uno mismo,. Aquel que es dueño de sí mismo es su propia Ley y no está sujeto a ninguna falta de armonía. Esto es lo que expresó Paracelso en su lema favorito:


“Non sit alterius qui suus esse potest”

Pues el Yo que domina al « yo » es Dios,
 la Voluntad de la Sabiduría Divina, 
el Señor de Todo.  



En esta búsqueda de la Armonía, clave de la curación y la salud, no estaría demás recordar la importancia de desarrollar en nosotros, a través de la acción y la perseverancia, los 4 elementos por igual en su triple expresión. O sea que debemos lograr un equilibro entre la tierra, el agua, el aire y el fuego, así como capacidad de iniciativa, de plasmación, sensibilidad y adaptabilidad. En cuanto a las virtudes, como vemos son tan necesarias o más que las vitaminas, ya que de las primeras vendrían todos los bienes.




No es de extrañar a la vista de tantos conocimientos de  la antigüedad, que la Astrología, Alquimia, Magia y Medicina, fueran siempre de la mano. El conocimiento profundo de la constitución del hombre y el Universo, de las fuerzas que nos conforman, traspasan y envuelven. El dominio y transmutación de los defectos en virtudes, de las sombras en luz. La apertura y pureza del corazón que lo convierten en un perfecto canal y receptor de lo celeste. Sin duda, la práctica de la ética en la vida cotidiana es la mejor medicina para nuestra alma y nuestro cuerpo.


Volverán los médicos magos y la medicina iniciática, todo retorna, como el Sol, aunque antes haya que atravesar una larga y pesada noche, en donde, no habrá magos, pero sí aprendices abnegados y entusiastas, que deberán  insistir, investigar, purificarse y prepararse pasando sus pruebas. Paso a paso, aprender a vencerse a sí mismos, acercándose a la Unidad, logrando sabiamente,  la armonía entre los contrarios. Este podría ser el objetivo de nuestra vida y el motor de nuestros esfuerzos.


Mª Dolores Villegas López
Madrid- Diciembre 2004