viernes, 25 de diciembre de 2015

LAS CARTAS DE LOS MAHATMAS -fragmentos



Mire a su alrededor, amigo mío, vea los "tres venenos " feroces en el corazón del hombre: -la ira, la codicia, el engaño- y las cinco oscuridades : la envidia, la pasión, la duda, la pereza y la falta de fe, obstaculizando siempre su visión de la verdad" 


"Cuán pocos de los muchos peregrinos que tienen que empezar sin carta ni compás de navegación en ese ilimitado Océano del Ocultismo alcanzan la tierra deseada. Nada que no sea la completa confianza en nosotros, (Los Maestros de la Fraternidad Blanca) en nuestros buenos motivos, si no en nuestra sabiduría, en nuestra prudencia, si no en nuestra onmisciencia -la cual no se va a encontrar en esta tierra- puede ayudarle a uno a cruzar desde su propia tierra de sueños y ficciones hasta nuestra tierra de la Verdad, la región de la firme realidad de los hechos. De otro modo, el océano demostrará que en verdad, no tiene orillas; sus olas ya no le mecerán a uno sobre las aguas de la esperanza, sino que cada rizo de sus olas se convertirá en dudas y sospechas y ellas demostrarán que son más amargas para aquel que sale a ese funesto y agitado océano de lo Desconocido con la mente llena de prejuicios.


La hora de la prueba casi ha pasado; trate más bien de comprender los "por qué" y los "para qué" de la situación, de estudiar más seriamente las leyes que gobiernan nuestro "Mundo Oculto". Le concedo que, muy a menudo, esas leyes parecen injustas, e incluso a veces crueles. Pero se debe al hecho de que ellas no estaban destinadas ni a la inmediata reparación de las injusticias ni a ayudar directamente a aquellos que ofrecen, sin reflexionar, su fidelidad a los legisladores. 

Por muy bien preparado que esté, psíquica y fisiológicamente, para responder a esa selección, a menos que posea un altruismo tanto espiritual como físico, un chela, seleccionado o no, a la larga debe sucumbir como chela.  El personalismo, la vanidad y el engreimiento albergados en los principios superiores, son infinitamente más peligrosos que los mismos defectos inherentes sólo a la naturaleza física inferior del hombre.  

A menos que el aspirante a discípulo lleve consigo el blanco escudo de la perfecta fe y confianza en aquellos que él escogerá para que le guíen sin peligro a través de montes y valles hacia la Luz del Conocimiento. 


El conjunto de pecados y flaquezas humanas se distribuye a lo largo de la vida del hombre que se contenta con ser un mortal común. Se acumula y se concentra, por así decirlo, durante un solo período de la vida de un chela -el período de probación-. Se acelera y se aviva en la existencia del chela-especialmente en el candidato presuntuoso y egoísta que se lanza al camino del discipulado sin haber calculado sus fuerzas.

El bien y el mal "engañan a los que se aman a sí mismos" y a los demás los aman sólo en proporción a los beneficios que les reportan...

Ahora el aspirante es asaltado totalmente por el lado psicológico de su naturaleza. La serie de pruebas (1) a las que se somete es la del Raj-Yog y su resultado es, el de poner en evidencia todo germen, bueno y malo, que haya en su temperamento. La regla es inflexible y nadie se libra... 


Se os dijo, sin embargo, que el sendero de las Ciencias Ocultas tiene que ser pisado cuidadosamente al cruzar ante los peligros de la vida; que cada nueva etapa en él que conduce a la meta final está rodeada de trampas engañosas y de crueles espinas; que el peregrino que se aventura en él lo primero que ha de hacer es enfrentarse y conquistar las mil y una furias que vigilan sus inquebrantables puertas y accesos, furias que llevan el nombre de Duda, Escepticismo, Menosprecio, Ridículo, Envidia y, finalmente, Tentación, especialmente la última; y que el que quiera ver más allá tiene primero que destruir este muro viviente; que tiene que estar en posesión de un corazón y de un alma revestidos de acero y de una férrea determinación y, sin embargo, tiene que ser amable, gentil y humilde y haber ahuyentado de su corazón toda pasión humana que le incline al mal. 


De la misma manera que la lluvia no puede hacer fructificar la roca, tampoco el conocimiento oculto incide en la mente no receptiva; y de la misma manera que el agua aumenta la temperatura de la substancia cáustica de la cal, también la enseñanza pone en impetuosa acción toda la insospechada potencialidad latente en el aspirante.

Pocos europeos han resistido esta prueba. 


La hermosa nave zozobra, amigo, porque su preciosa carga se ha ofrecido al público en general; porque una parte de su contenido ha sido profanado por manos ignorantes -y su oro- ha sido recibido como cobre. Y Yo digo que, en adelante, ningún ojo profano verá más sus tesoros; y que sus cubiertas y sus aparejos deben limpiarse de las impurezas y de la escoria que se acumularon en ellos por indiscreción de su propia tripulación. 

Cada paso que uno dé en nuestra dirección nos obligará a nosotros a dar uno hacia él.

K.M.

1885 recibida en Londres 
fragmentos de: LAS CARTAS DE LOS MAHATMAS de M. y K.M. a  A.P. Sinnet






(1) "La opción de aceptarle o no como un chela ordinario queda para el Chohan. M. tiene que hacer simplemente, que se lo someta a prueba, se le tiente y se le examine por todos y cada uno de los medios posibles, a fin de que su verdadera naturaleza se ponga de manifiesto. Esta es una regla para nosotros tan inexorable como desagradable para sus ojos de occidental, y yo no podría evitarla aunque quisiera. No es bastante conocer cabalmente lo que el discípulo es capaz de hacer o dejar de hacer en un momento dado y bajo las circunstancias que abarcan el período de probación. Nosotros debemos saber lo que puede ser capaz de hacer ante toda clase de oportunidades" 

K.M.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

SOMOS PARTE DE UN TODO...



"El embrión se desenvuelve en el útero;
el individuo en la familia; la familia en la nación; 
la nación en la humanidad; la humanidad en la tierra; 
la tierra en el Cosmos; el Cosmos en el Kosmos, 
y el Kosmos en la Causa primera, ilimitada, infinita, incognoscible. 
Tal es la teoría cabalística de la evolución resumida en el siguiente aforismo:

Todos los seres son parte de un todo admirable 
cuyo cuerpo es la naturaleza y cuya alma es Dios. 
Innumerables mundos descansan en su seno 
como niños en el regazo materno."


fragmento de: ISIS SIN VELO
H.P. BLAVATSKY

lunes, 7 de diciembre de 2015

La Educación y la Paz





La tarea de la educación es establecer la paz.

La educación constructiva para la paz no se debe limitar a la enseñanza de las escuelas. Es una tarea que requiere esfuerzos de toda la humanidad. Su objetivo debe ser reformar a la humanidad para permitir el desarrollo interior de la personalidad humana.

La educación es la mejor arma para la paz.

Lograr una educación capaz de salvar a la humanidad no es en absoluto una tarea sencilla: implica desarrollar la espiritualidad del hombre, realzar su valor como individuo y preparar a los jóvenes para que comprendan la época en que les toca vivir.

La educación indica el camino hacia un nuevo mundo por descubrir: el mundo del espíritu humano. "





María Montessori